Estar saludable es un tema de sentirse bien, de hacer todo lo posible por cuidar con orden y disciplina tu persona. Estar saludable está completamente ligado a tu liderazgo por muchas razones.

En las primeras impresiones, otros se pueden imaginar lo que pueden esperar de ti en tan solo unos segundos. Después tienes que seguir construyendo tu marca alrededor de características y atributos que te distinguen para mantener esa proyección de liderazgo de forma consistente. Así que este trabajo de construcción de marca es un tema de todos los días, de visualizar todas esas características que permitan fortalecer tu mensaje y posicionarte para distinguirte.

La salud es uno de las tantos elementos que conforman tu marca personal y por ende tu presencia ejecutiva y liderazgo. Así es, cuando tienes la habilidad de tener un equilibrio y balance en todo lo que haces, es una característica de una persona que tiene la habilidad para manejar con control diversas situaciones. Toda aquel que se asigna tiempo para hacer ejercicio a cualquier hora del día, y que le pone prioridad, todo aquel que puede tener un orden en su forma de comer, es relacionado con su disciplina, orden y capacidad de resolver temas diligentemente y con eficiencia.

Aunque sea injusto hacer este tipo de juicios, cuando una persona no se ve saludable, otros pueden pensar que si no se cuida, si no tiene orden para mantenerse en forma, tampoco será tan eficiente para resolver retos en lo profesional adecuadamente.

Haciendo un análisis de la gente que está en niveles de liderazgo, la mayoría se da el tiempo para integrar en su vida la parte saludable, no hay desorden en sus costumbres y tienen mucha disciplina; por lo tanto tampoco habrá desorden en su forma de manejar situaciones en lo profesional. Las personas te verán con una seguridad más alta, porque verte saludable es reconocer que te importas y te quieres, que tienes tiempo para dedicarte a ti.

Adicionalmente al tema de cómo otros te perciben, es cómo te sientes también. Si tienes sobre peso, no te sentirás igual de ágil, de contenido y eso lo proyecta tu persona.   En el momento en que empiezas a hacer ejercicio y a comer más sano, tu mismo vas sintiendo mayor energía, te permite proyectarte con esa seguridad que quizá cuando no estás en un buen régimen, se debilite tu proyección de liderazgo.

Cuando vamos a construir una marca personal en lo profesional, siempre agrego un checklist para que escribas si tienes tiempo para hacer ejercicio y si te sientes cómodo con tu régimen alimenticio. No soy nutrióloga y no mando dietas, pero si insisto en que si este puede ser un obstáculo para que proyectes mayor liderazgo, y pongas orden en tu vida.

La administración del tiempo para lograr actividades que complementan tu liderazgo es parte de esta construcción de marca personal. Si el tema de tu salud, de tus planes de ejercicio dependen de tu tiempo, dale prioridad a tu agenda y dedícale esos días u horas a esta área, que sin duda, irás viendo como se liga a la consistencia de tu presencia ejecutiva.